Calendario Gregoriano

El Calendario Gregoriano es el calendario que hoy en día se usa para medir el tiempo en todo el mundo occidental.

Para remontarnos a su origen hay que visitar el año 1582 cuando el papa Gregorio XIII ordenó la sustitución del calendario juliano, usado hasta entonces, por el calendario que adoptaría su nombre, el calendario gregoriano.

Para la elaboración del nuevo calendario, el papa Gregorio XIII se basó en los estudios de los reconocidos matemáticos de la Universidad de Salamanca. Con este nuevo calendario se obtenía una medición del tiempo más precisa en comparación con el calendario julio, y por lo tanto, eran necesarios menos ajustes.

Desde que en 1582 se publicó el dictado papal por el que había que sustituir el viejo calendario por el nuevo, todos los países católicos se adherieron a este calendario inmediatamente. Los países anglicanos y ortodoxos, que no obedecían las leyes católicas, tardaron algún tiempo en usar el calendario gregoriano. En algunos países se tardaron meses, en otros fueron años. De hecho, todavía hoy podríamos encontrar alguna iglesia ortodoxa que a nivel interno sigue usando el calendario juliano.

El hecho de pasar de un calendario a un otro provocó la obligatoriedad de realizar un ajuste muy grande, ya que 10 días desaparecieron del calendario en 1582.

El día que se realizó el cambio, era 4 de Octubre según el calendario juliano. Directamente, el siguiente día fue 15 de Octubre, ya que se medían según el calendario gregoriano. Esta desaparición de 10 días ha dado lugar a una anécdota muy conocida.

Como hemos comentado antes, los países anglicano tardaron años en adoptar el nuevo calendario greogoriano, de hecho no fue hasta 1752. Pues bien, resulta que Shakespeare y Cervantes murieron ambos un 23 de Abril, sin embargo, uno medía el tiempo segúne el calendario juliano y el otro segúne el calendario gregoriano, lo que supone que en la práctica murieron con una diferencia de 10 días naturales.

Aquí tienes más información sobre el calendario gregoriano.